8 respuestas " La teoría energética homeopática. "

"La teoría energética homeopática." fue publicada por y tiene 8 comentarios
mygif
Andrés A, Z. A. dijo,         
14 septiembre 2010

LA TEORÍA DE LA RESONANCIA DEL SR. GEORGE VITHOULKAS

Según la teoría de la resonancia del Dr. Vithoulkas, la vibración del remedio hace resonancia con la del enfermo y la restablece, curando a éste. Pero sucede que para que se de el fenómeno de la resonancia se requiere que las vibraciones de los elementos que se relacionan, que resuenan, deben ser idénticas, o casi, y si uno o varios órganos enfermos se encuentran vibrando de manera equivocada y la energía vibratoria del remedio hace resonancia con la del órgano, entonces éste se mantiene igual, no cambia y continúa en disfunción, enfermo. Esto es, la influencia no sería en sentido modificatorio, sino perpetuador, mantenedor del estatus quo.
O sea, que para que el órgano recupere su energía vibratoria correcta, se requiere vibración diferente para que dicho órgano cambie. En este caso la energía del remedio sería diferente pudiendo ser incluso opuesta, si ese fuese el caso concreto. La disonancia sería el fenómeno sanador. Pero, además, por lo que a continuación se expresa respecto al fenómeno de Miembro Fantasma, podemos concluir con que la teoría de la resonancia está equivocada.
Desde otro punto de vista, si se diese el fenómeno de la resonancia entonces estaríamos ante un fenómeno de identidad, de “aequalia aequalibus curantur” y la ley de la similitud no se podría aplicar; esto no sería homeopatía.

LA TEORÍA DE LA RESONANCIA Y EL FENÓMENO DE MIEMBRO FANTASMA.

Suele acontecer que personas quienes pierden un miembro lo pueden seguir sintiendo. Entre ellos, por ejemplo, hay quienes han perdido los pies no obstante lo cual tratan de apoyarse “en ellos” para caminar. Aún más; sienten dolor, molestias y sensaciones de otra índole tales como presión, calor, frío, comezón y calambres. Los dolores son variados, siendo el de quemazón el más experimentado. La ilusión es de tal realismo que se reporta que incluso el prurito se quita si se rasca el lugar del Miembro Fantasma donde supuestamente se localiza la sensación. Obviamente, en este acto está de por medio un mecanismo basado en experiencias previas lo que le da un carácter informático, de memorización, acumulación de datos.
Es importante hacer notar que este fenómeno es más que un reto a la práctica de los médicos porque algunos conocimientos supuestamente básicos de la neurología y la psicología se ponen en tela de juicio. La idea de que el cerebro se activa solamente si recibe estímulos neuronales y que la percepción sin tales estímulos sería una anormalidad, son dos presunciones discutibles. La existencia del síndrome de Miembro Fantasma prueba que el sistema nervioso central no se limita a detectar y analizar información de los sentidos: genera experiencia perceptual aunque no exista influencia exterior. Desde el punto de vista informático, repito, nos tenemos que referir a la memoria biológica para poder explicar completamente tal fenómeno.

MIEMBRO FANTASMA: ¿EXPERIENCIA PATOLÓGICA? NO.

Como podemos ver, se ha dicho que la sensación de tener un miembro es una experiencia patológica pero yo no comparto esa opinión. Lo que sí es un hecho es que se trata de una serie de estados mentales ilusorios y por lo tanto cerebrales y que además se pueden curar como lo han demostrado tanto la práctica homeopática como la acupuntural y recientemente la sialoterapia (Anexo # 1).

Las curaciones que se logran con medicamentos homeopáticos de las molestias que se sienten en los Miembros Fantasma nos indican con una claridad sin par que dichos medicamentos para curar las molestias realmente infieren en el sistema nervioso central y que no lo hacen en las células ya que ni existen. Con este tema la teoría celular de Virchow, básica en la alopatía, en el sentido de que enfermedad es enfermedad de la célula –así se entiende su paradigma- así como la de la resonancia de Vithoulkas caen por su propio peso. Así es, según la teoría de la resonancia ( ) la energía, la fuerza vital del enfermo vibra de manera similar a la del medicamento, cuando es el homeopático. Esto significa que un corazón en disfunción manifiesta su estado en frecuencias vibratorias determinadas las cuales, en el supuesto de que el medicamento sea el simílimum, el homeopático en sentido estricto, la vibración de éste entra en resonancia con la energía vital del corazón en mención. En los casos de los Miembros Fantasmas ¿qué vibración existe en ellos si ni siquiera hay células? ¿Qué alteración energética vital tienen los músculos imaginarios de un Miembro Fantasma en el cual, como se dijo, se pueden sentir ardor, calor, calambres, prurito, dolor, etc., etc., etc.? Ninguna.

LA FUERZA VITAL, EL MEDICAMENTO HOMEOPÁTICO Y EL FENÓMENO FÍSICO DE LA RESONANCIA ( ) Y EL DE MIEMBRO FANTASMA.

Energía o fuerza vital es la que tienen los seres vivos y que les da la capacidad de experimentar esa forma de movimiento específico que denominamos vida. Por eso se le llama vital. Los seres inertes, carentes de vida no la tienen.
La vibración que caracteriza a la fuerza vital cesa con la muerte. Ya no hay ese movimiento, ese proceso, al que llamamos vida, como dije anteriormente. Entonces ¿podemos pensar que los remedios contienen la vibración vital de su elemento constitutivo? ¿Acaso su energía es siquiera similar a la de un enfermo a quien se prescribe homeopáticamente? Si fuese así, tendríamos que reconocer que los remedios son entes con vida, o casi. Pero no; no es así. Es más, la energía de los seres vivos y la de los seres inertes son lo opuesto, lo “positivo” y lo “negativo”, lo yin y lo yang. La vida es cierto movimiento y la muerte la ausencia de ese movimiento. No existe, pues, posibilidad alguna de que se dé, energéticamente, el fenómeno de resonancia.

Para abundar en esto, veamos lo de los nosodes. Estos remedios se preparan con microbios vivos, pero mueren en el proceso de preparación, o muertos, pero en ambos casos carecen de vida en el momento en que se convierten en medicamento homeopático. Y ya no tienen la energía vital pero la información queda ahí. Y esa es la que opera. Lógicamente, sin la energía vital las posibilidades de que hagan resonancia con el enfermo no existen. No solamente no son energías iguales o incluso parecidas, sino que ni existen.

Podemos decir lo mismo de los medicamentos preparados con órganos o plantas, homeopáticamente. (Más al respecto en el epígrafe de Organoterapia)

Ahora bien: si imaginamos el proceso de individualización que se lleva a cabo al atender un paciente con el síndrome de Miembro Fantasma, observamos que se repertorizan las molestias que en él se sienten como si el miembro realmente existiera. Así, las características de los dolores, los pruritos, los calambres y en fin todos lo síntomas que se sienten en el Miembro Fantasma se repertorizan como si fuesen reales. El cuadro total del medicamento lo da el conjunto de todos los síntomas que se sienten en dicho miembro y su curación se da porque influimos en las áreas cerebrales responsables de las anomalías y/o de las sensaciones. Ese es un caso en el que la no necesidad de actuar a nivel celular y/o energético se hace absolutamente evidente. Puede ser tomado como la prueba definitiva de la influencia encefálica de los medios homeopáticos, los acupunturales y los sialoterapéuticos.

En síntesis, la teoría de la resonancia es insuficiente para explicar científicamente las curaciones del fenómeno de Miembro de Fantasma que pueden realizar tanto la homeopatía, la acupuntura y la sialoterapia; la bioinformática sí lo hace. Y al mismo tiempo se prueba que la resonancia no explica suficientemente el cómo, el dónde y el porqué de la homeopatía ni por qué los similares curan.

EL PORQUÉ LOS SIMILARES CURAN SEGÚN LA VISIÓN INFORMÁTICA.

Lo que sucede en la experimentación pura y en la individualización nos muestra que existe una relación directa e ineludible entre los síntomas y las áreas encefálicas responsables de los lugares donde se manifiesta el síndrome, en la experimentación, así como otra relación también directa entre el síndrome del remedio y el del individuo, en la individualización. Es por eso que los similares curan. Dicho de otra manera, si los síntomas de una persona en un momento dado coinciden con los que un medicamento demostró causar en la experimentación, el medicamento infiere en los mismos -o casi porque rara vez un solo remedio cura totalmente- núcleos o tejidos encefálicos. En eso está la similitud.

Veamos por ejemplo Lycopodium: En la experimentación demuestra actuar en aquella parte del sistema nervioso central responsable de la manera de hablar, pues produce vehemencia en el habla. Asimismo, infiere en el lugar de dicho sistema que atiende a la memoria, porque produce mala memoria; en el que tiene que ver con las condiciones del abdomen ya que se presenta sensación de abultamiento después de comer y, como se dijo anteriormente, por presentarse muy frecuentemente disturbios urinarios, infiere en lo que se encarga de ello. En síntesis, los similares curan porque los medicamentos infieren en los mismos tejidos o núcleos encefálicos que demostraron hacerlo en la experimentación y los que la persona tiene alterados en el momento de la enfermedad.
LIC. ANDRÉS A. Z. A.

mygif
Andrés A, Z. A. dijo,         
14 septiembre 2010

La visión informática-cibernética de la homeopatía se puede ver en el libro “Homeopatía e informática” el cual se puede adquirir, en PDF, sin costo, en librosdehomeopatia.es

mygif
Andrés A, Z. A. dijo,         
14 septiembre 2010

Si la energía gobernara (Parágrafo #9 del Órganon) ¿entonces ésta ordena a las glándulas segregar lo que requiere el organismo para su buen funcionamiento, en un momento dado? ¿Es ella la que dispone que en el torrente sanguíneo se viertan por las glándulas las hormonas para, por ejemplo, subir la temperatura del cuerpo con el fin de combatir un exceso de bacterias? ¿Cómo es que ella dispone que las proteínas necesarias para la regeneración celular en un lugar traumatizado vayan a ese lugar y luego se agreguen, adhieran, al tejido del caso?
No. La energía nada gobierna: es gobernada y esa tarea la hace el SN. Esta es una interpretación informática-cibernética, visión que se expone en el libro “Homeopatía e informática” mencionado.

mygif
Gabriel Camacho dijo,         
16 septiembre 2010

La homeopatía es una ciencia basada en la terapéutica y su efectividad es lo que la ha mantenido viva con el paso del tiempo. Hay muchas teorías de cómo hace efecto, y aunque hay indicios, ninguna puede ser demostrada hoy en día con datos objetivos fehacientes.
Respecto a lo que escribes sobre la energía, que es gobernada por nuestro sistema nervioso, discrepo. Lo que la gobierna está más arriba, como propugna la teoría de la causalidad descendente. Nuestra consciencia supramental es la que define el resto de planos: mental, vital y físico. Esto enroca con la idea de la física cuántica del campo punto cero, en el cual todas nuestras percepciones, emociones y pensamientos quedan registrados en él.

mygif
Andrés A. Z. A. dijo,         
20 septiembre 2010

Es cierto que la homeo. basa su permanencia en su efectividad.
También es cierto que a la fecha no se ha comprobado cómo tiene su efecto. Habemos investigadores que pensamos que su efecto está en el SN. Esta visión está comprobada en la acupuntura con decenas de pruebas mediante imagenología de punta: Resonancia Magnética funcional, PET y SPECT, lo cual informaré luego.

Si la teoría de la causalidad descendente es correcta, acertada, objetiva, entonces “lo que gobierna (y) está más arriba” se vale del SN para que el organismo funcione, y no sólo eso, para que lo haga correctamente.
Pero caben algunas preguntas: ¿Arriba de qué? En lo cuántico no hay arriba y abajo.
Si la energía en el cuerpo no es gobernada ¿cómo respondes a las preguntas que hice respecto a:
Si la energía gobernara (Parágrafo #9 del Órganon) ¿entonces ésta ordena a las glándulas segregar lo que requiere el organismo para su buen funcionamiento, en un momento dado? ¿Es ella la que dispone que en el torrente sanguíneo se viertan por las glándulas las hormonas para, por ejemplo, subir la temperatura del cuerpo con el fin de combatir un exceso de bacterias? ¿Cómo es que ella dispone que las proteínas necesarias para la regeneración celular en un lugar traumatizado vayan a ese lugar y luego se agreguen, adhieran, al tejido del caso?
No. La energía nada gobierna: es gobernada y esa tarea la hace el SN. Esta es una interpretación informática-cibernética, visión que se expone en el libro “Homeopatía e informática” mencionado”
La energía fluye siempre por donde puede, medios que se denominan conductores, como los metales, que permiten que la energía eléctrica se mueva por ellos. No se mueve por donde quiere, y en el cuerpo es el SN el que determina cómo fluye esa serie de energías a la que denominamos vital. No es al revés.
Tu idea del enroque nada tiene qué ver en este tema. No es tema de discusión.
Saludos cordiales.

mygif
Andrés A. Z. A. dijo,         
20 septiembre 2010

Existe otra manera de entender los procesos curativos, no energética: la informática-cibernética. En esta visión se considera que si el cerebro es el responsable del funcionamiento del organismo en general, intervenir en él puede curar y que de hecho eso es lo que hacen los medicamentos homeopáticos y los medios acupunturales. Ese proceso neuromodulador está comprobado en la acupuntura mediante decenas de trabajos de imagenología de punta. Aquí hay 22 comprobaciones: http://www.equimagenes.com/index.php/resonancia-pet-acupuntura
Experimentos similares hacen falta en homeopatía. ¿En qué consistirían-consistirán? En administrar un medicamento homeopático a una persona y ver cómo reacciona su cerebro.
Más comprobaciones de los efectos de los medios acupunturales a nivel SNC se pueden ver en los enlaces-links que se mencionan ahora: http://www.equimagenes.com/index.php/bases-cientificas-acupuntura http://www.equimagenes.com/images/pdfs/basescientacupB.pdf En este lugar hay un documento en el que se dice que “Acupuntura es en realidad Neuromodulación” y en el otro se puede leer un trabajo titulado “Bases Científicas de la Acupuntura” en el que se menciona que: “se tienen dos formas de explicar los efectos de la acupuntura: La explicación Oriental y la Occidental. “En esta presentación hablaremos de las bases científicas debidamente probadas en el occidente. Esta explicación Occidental se basa en que la Acupuntura es una técnica de irritación de las terminaciones nerviosas que se encuentran en puntos denominados acupuntos. Estos puntos se encuentran sobre o cerca de terminaciones nerviosas por lo que son todos de origen neural. Su estímulo activa conexiones cerebrales con repercusiones centrales, autonómicas, endocrinas e inmunes de carácter homeostático. Generan respuestas adaptativas estableciendo un nivel organizativo homeostático mayor, convirtiéndose en influencias fisiológicas de restauración. Esta restauración comprende órganos como vísceras y funciones como la audición. Esta relación cortical de la Acupuntura es la que nos permite conocer hoy día, que ella trata no solamente dolores sino también trata enfermedades. A través de la fMRI y PET, es posible observar que el estímulo de puntos de Acupuntura, genera cambios específicos especiales en el Sistema Nervioso Central”
Aquí se publica un estudio similar hecho en ¡Harvard-Martinos-MIT, la universidad número uno del mundo!!: http://e-digitalis.com/pdf/Digitalis_n16_Acupuntura-Claves.pdf
Las hipótesis informáticas-cibernéticas de la homeopatía y la acupuntura, que dice que las influencias acupunturales y homeopáticas tienen efecto en el SNC y lo hacen reaccionar en los procesos de curación, se pueden leer en el libro “Homeopatía e informática”. Este se encuentra, sin costo, en PDF, en: librosdehomeopatia.es

mygif
Gabriel Camacho dijo,         
21 septiembre 2010

Estoy de acuerdo contigo que es el sistema nervioso el que modula la energía que luego el cuerpo usa para realizar sus funciones fundamentales. La PNI (psiconeuroinmunología) intenta explicar el funcionamiento integral del organismo a través de una relación íntima entre nuestro sistema nervioso, hormonal e inmune.
Coincido contigo que hablando de aspectos cuánticos nada está por encima o por debajo. La teoría de la causalidad descendente se denomina así por su contraposición a la teoría de la causalidad ascendente, que se basa en la unión de la materia como principio básico de formación de estructuras. En este sentido los distintos planos de la conciencia podrían considerarse paralelos, que se interrelacionan de un modo dinámico.
No comparto tu punto de vista en que el método de detección en homeopatía pueda ser equiparado al de la acupuntura. Ambas actúan a nivel de la energía vital, pero sus efectos en el organismo son claramente distintos. Hay indicios, como ya dije. La memoria del agua de Benveniste, la fotografía Kirlian, la biorresonancia o el efecto de la termoluminislencia en medicamentos homeopáticos son algunos, aunque últimamente, Luc Montagnier ha publicado un estudio revolucionario que detecta secuencias de ADN en microorganismos en diluciones ultramoleculares. Éste puede ser el impulso definitivo para una terapéutica, que lejos de ser una pseudociencia, es una clara opción terapéutica dentro de nuestra práctica clínica diaria.

mygif
20 años del desinformador Mauricio José Schwarz | Homeopatía dijo,         
30 enero 2014

[…] por ejemplo que “los humanos son como los electrones de un átomo”, en palabras del homeópata Gabriel Camacho, o simplemente dicen las palabras mágicas “mecánica cuántica” como si eso […]

Bienvenido forastero, escribe tus comentarios abajo

  Nombre (requerido)

  Email (requerido)

  Web

Escribe un comentario

Suscríbete a esta entrada en el Rss de los comentarios o haz un TrackBack

acerca de

Hola, estás viendo el blog sobre Medicina Integrativa del doctor Gabriel Camacho.

categorías

meta

calendario

octubre 2017
L M X J V S D
« mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Tríptico Medicina Integrativa
Ver trítico Doctor G. Camacho